sábado, 17 de septiembre de 2011

Masonería y Política 2: La Institución como escuela de valores y convivencia.

Hay personas entre los HH., quienes cansados de ver que la política a nivel masónico reproduce los mismos parámetros de la politiquería profana, buscan un referente o un modelo que ayude a generar nuevas dinámicas de integración y ante todo de respeto entre todos, pudiéndose encontrar básicamente 2 modelos:
  • El de la masonería latinoamericana que busca reflejarse en la europea, y viceversa, masonerías europeas que buscar reflejarse en la masonería latinoamericana. 
  • El de la masonería joven que busca reemplazar a la masonería de los masones “adulto mayores[1]” por creer sus ideas y modelos organizacionales obsoletos, y en contraposición el de los “adulto mayores” que minimizan la capacidad de los más jóvenes por considerarlos inexpertos.Pero esto no es malo o perverso, y así como abundan los malos ejemplos, también hay muchos otros que se pueden rescatar.
Sin embargo, a pesar de las diferencias, una fe ciega en la institución como modelo de perfección, habita y crece en el interior de cada M., quienes miran esperanzadamente la infalibilidad en la práctica ritualística como la solución mesiánica a todas las discordias generadas entre HH., haciéndose evidente la doble moral y el doble discurso en algunos temas, citando como ejemplos la “Participación de la Mujer en la Logia” o el de la “Regularidad Masónica” que rayan en el borde de la hipocresía.

En este sentido cabe decir que la Logia Masónica no es una escuela de gobierno, de sociabilidad o de tratar de comprender al otro por sí misma, es más bien un prototipo de “familia[2]”, y es lamentable decirlo, pero no son ni el Rito, ni el estricto cumplimiento ritual, los que van a hacer que un ser humano mejore por el simple hecho de ingresar en esta Institución. Se trata más bien de una cuestión de valores que si bien es cierto que se pueden aprender, no es menos cierto que es el hogar del que cada uno o una de los y las HH/nas. provino el que ha sembrado en cada ser humano los valores que la Masonería como método potencializará en cada persona desarrollando así sus aspectos positivos o negativos.

Lo que se debe comprender es que trabajar en Logia no es más que ir al encuentro de sus iguales y procurarse un desarrollo armónico con uno mismo y con los demás, y dado el hecho de que la institución reúne en su seno a toda clase de personas, hay ciertos parámetros que siempre deben quedar claros:
La masonería no es una escuela de Valores,
tan solo potencializa las que tienes.

  1. La masonería es una institución netamente humana (artificial) por tanto, llena de fallas y dada la naturaleza del ser humano, busca la perfectibilidad; a veces de manera positiva y otras de manera errada. La búsqueda constante del ser humano es la de encontrar la felicidad, lo cual le lleva a desarrollar múltiples intereses para alcanzarla. 
  2. La masonería no tiene, ni debe alejarte de tú familia ni debe, ni tiene que quitarte dinero. 
  3. Finalmente negocios y masonería nunca deben mezclarse, lo importante es tener una idea diáfana de para qué se ha venido a este mundo puesto que el M. tiene que convertirse en la persona más “humilde[3]” del mundo puesto que su primer deber debe ser servir al prójimo y no servirse de él. Lastimosamente, hay veces que las democracias son utilizadas para sobajar los derechos individuales, y eso tampoco es correcto, pues el derecho individual no tiene que aplacar al colectivo, ni el colectivo someter a su capricho la voluntad individual. Es un tema de respeto mutuo y de amplitud de mente. 
Por ejemplo tras la negativa de dejar entrar a las mujeres a las LLog. no hay otra cosa que un doble discurso y una doble moral, además de una falta de valores que se aprenden en la casa a través de la madre y el padre; por tanto cuando no marchan las cosas en la Logia es porque mamita y papito han fallado en la crianza de un ser humano y aunque los valores se pueden aprender, la semillita debe venir sembrada en casa, o es que el optimismo lleva a pensar que la institución puede sembrar valores en un narcotraficante? en un violador? o en un ratero?

La francmasonería no es una institución de élite, pero hay quienes olvidan su origen familiar para ser simplemente masones(as) y vivir en la ilusión de abrogarse el título de representantes del GADU sobre la tierra, y a pesar que muchos de los problemas institucionales sean problemas de formación, si no hay la educación adecuada, y sin valores cimentados en el hogar, dará igual que el gobierno masónico esté en manos de los “viejitos” como en manos de los “jóvenes”. 

Afortunadamente todo en materia humana es perfectible, siempre y cuando haya el acompañamiento de la voluntad.

M.M. Yuguito



[1] Adulto mayor: término utilizado en la actualidad para hacer más digna la condición de ancianidad de los seres humanos.
[2] P. Bordieu denomina a la familia con el nombre de “petite république”
[3] Es decir ser consciente de que es igual a los demás

3 comentarios:

  1. Bravo!!! Q.•. Hna.•. Yuguito:

    Unas acertadísimas entradas cuyo contenido espero que sean base para la reflexión de cada uno de los miembros de la Orden, e incluso a nivel grupal. Me parecen doblemente acertadas, porque para aquellos que rígidamente adopten actitudes inflexibles e inamovibles, ciegos de su ignorancia disfrazada de saber, seguro les generará una agitación interna, un traqueteo, que no les va a sentar nada mal a pesar de su percepción agria.

    Pero es que las verdades a veces escuecen, y es de agradecer que en vez de pintar mundos de fábulas y color de rosa, se aborden abierta y valientemente estos temas, porque solamente desde la evaluación puede sacarse las necesarias conclusiones para la rectificación, y por ende, para una evolución positiva. De sobras es conocido ese ciclo que exige de la destrucción en ocasiones para una reconstrucción necesaria y acertada.

    Recibe mi T.•. A.•. F.•. más sincero y agradecido.

    Joaquim Villalta

    ResponderEliminar
  2. Mi Q:. Hno:.:

    A veces me pregunto si alguna vez se ha construido algo, o se está viviendo de la ilusión de las glorias pasadas.

    Aquí solo estamos desacralizando una institución que apesta a sahumerío más q el Papa, pero q está dando pasos hacía la corrupción y no es de esperar q llegue a los niveles q tiene la "puta de babilonia", para empezarnos a preguntar y ahora q hacemos?

    Ya es hora que desde el análisis y desde el ensayo se empiece a escribir la verdadera historia de los "canteros". El sol no se tapa con un dedo. ;)

    Recibe mi agradecimiento por tus palabras y mi T:.A:.F:. más sincero.

    Yuguito
    (OEVR)

    ResponderEliminar
  3. Q.Hna.Yuguito,

    Me parece una reflexión muy acertada, necesaria y valiente. Me está dando bastante materia sobre la que trabajar, y por supuesto, es un buen ejemplo a seguir si queremos construir con los ojos abiertos en el mundo actual.

    Por desgracia todos tenemos la experiencia en Logia de ver actitudes que tienden a sacralizar nuestras impotencias, vivir de rentas pasadas o simplemente aislarse en la inacción.

    Gracias por la Luz!!!

    Recibe mi TAF

    ResponderEliminar

Agradezco gentilmente vuestro comentario